Programa que ha comenzado en agosto de 2014 con primera convocatoria hasta 31 de diciembre de 2015 y que está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y las Cámaras de Comercio (20%), habiéndose otorgado ayudas a pymes y autónomos cordobeses en Fase I (119 empresas) y Fase II (96 empresas) en esta convocatoria sobre la base de 816.551,69 euros, que triplica lo inicialmente asignado por la Cámara de España. 

El Programa se caracteriza por su orientación hacia las necesidades específicas de las empresas destinatarias, mediante el desarrollo de una metodología mixta de diagnóstico, apoyo en el proceso de implantación de soluciones y difusión del conocimiento.

En cuanto a la distribución de los beneficiarios por sectores, el 33% es de la sección 6 del IAE, el 23% de la 8, el 20% de la 9, el 13% de la 4, el 7% de la 5, el 3% de la 5, el 2% de la 3 y el 1% de la 2. 

En lo referente a la distribución geográfica, el 49% son de la capital y el 51% de la provincia.

Si hablamos del número de empleados de los beneficiarios, el 36% tiene un trabajador, el 38% entre 2 y 9 y el 24% entre 10 y 49 trabajadores y el 2% más de 50.

En lo tocante a las implantaciones más realizadas en esta convocatoria, nos encontramos principalmente con presencia a través de página propia, solución de comercio electrónico, dinamización de rr.ss, analítica web, servicio de promoción mediante sistema de pago, CRM, solución de gestión integral, desarrollo de material promocional audiovisual para su uso en internet y solución de cobros y pagos en modalidad cloud.

Se nos ha realizado una auditoría de la empresa “Artículo 13 Grant Thornton” (entidad contratada por la Cámara de España y aprobada por el FEDER) pasada con éxito en febrero.

Fase I: Diagnóstico Asistido de TIC. Tiene un coste máximo de 1.320 euros y es 100% subvencionada a la empresa beneficiaria.

En esta fase, se incluye un sistema de diagnóstico asistido y personalizado. Consiste en la realización de un análisis exhaustivo del nivel de digitalización de la empresa que permite conocer el esquema y situación del nivel de competitividad de la misma en su entorno económico y de mercado así como identificar sus necesidades tecnológicas (alineadas con sus necesidades estratégicas y operativas). En base a estas necesidades y a la identificación de las áreas estratégicas donde las TIC pueden convertirse en oportunidades de mejora de la competitividad se realizará una serie de recomendaciones de implantación de solucionespertenecientes a las tres líneas de actuación que contempla el Programa.

  • Utilización de las TIC para la mejora de la competitividad: herramientas de productividad, ERP, CRM… con clara orientación a la nube (cloud computing).
  • Comercio Electrónico
  • Marketing Digital: SEO, SEM, email marketing, analítica web, social media, reputación online, aplicaciones móviles o cualquier otra herramienta, buena práctica o tendencia tecnológica que aparezca en el mercado.

Una vez concluido el diagnóstico se elabora un Informe de Recomendaciones y los Documentos de Definición de Proyecto, que servirán como base para la solicitud de ofertas a proveedores y la elaboración del Plan personalizado de Implantación.

Fase II: Implantación. Tras su participación en la primera fase del Programa, una vez que la empresa cuenta con el diagnóstico y el correspondiente Plan Personalizado de Implantación consensuado, las empresas pueden iniciar una segunda fase en la que, proveedores registrados externos a las Cámaras, realizarán la implantación de las soluciones que las empresas beneficiarias deseen implantar, recogidas en el Plan Personalizado de Implantación al hilo de las tres líneas mencionadas anteriormente.

El coste elegible asociado a la implantación de las soluciones incluidas en la fase II será variable en cada caso, estimándose un máximo de 7.000 € (IVA no incluido), siendo prefinanciados en su totalidad por la empresa destinataria y subvencionados al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.