Madrid, 17/03/2020.-La Cámara de Comercio de España apoya las medidas económicas aprobadas hoy por el Consejo de Ministros, ya que inciden en la protección de las personas y de las empresas más directamente afectadas por esta crisis sin precedentes.

Especialmente relevantes son las iniciativas destinadas a asegurar la liquidez –“toda la liquidez”, en palabras del presidente del Gobierno- de las empresas, esencial para asegurar la viabilidad de los negocios y proteger al máximo los puestos de trabajo.

Asimismo, las medidas destinadas a facilitar los ajustes temporales de plantilla son de gran importancia para garantizar lo máximo posible el mantenimiento del empleo y facilitar la recuperación de la economía una vez superada la crisis sanitaria.

La protección a las personas que se encuentren en una posición más vulnerable es igualmente encomiable y necesaria para garantizar a las familias una adecuada red de respaldo social.

Por último, la salvaguarda de las grandes empresas españolas frente a posibles operaciones derivadas de la volatilidad de los mercados es una medida oportuna y pertinente.

El volumen de los recursos públicos movilizados, equivalente al 20% del PIB, constituye una señal inequívoca de la voluntad de la Administración de proteger a las personas y a las empresas para superar la crisis.

Ante el alcance de las medidas adoptadas y la excepcionalidad de la situación, la Cámara de Comercio de España considera también esencial que la Unión Europea adapte su política a la excepcionalmente grave situación que estamos viviendo. Según el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, es fundamental que se produzca una respuesta clara y contundente por parte de la UE. Los ciudadanos deben percibir que, en una situación de crisis, la Unión Europea ofrece respuestas rotundasy coordinadas, y está lista para salir al rescate del sistema económico, las empresas y los trabajadores”, ha dicho. Bonet ha advertido, además, de que “si esa respuesta no se produce, puede generarse una crisis de confianza en las instituciones europeas. Los ciudadanos entenderán que la UE no ha actuado como debería para ayudar en esta emergencia”.

La Cámara de España ofrece su total colaboración al Gobierno para superar esta crisis y para apoyar e informar a las empresas españolas, a través de la capilaridad del sistema cameral, de cuantas decisiones se vayan adoptando.